Un camino para la vida

Por: Eisen Hawer López. Voces de Papel.

No son pueblos muertos, son, más bien, marginados. Son un pequeño núcleo lleno de vida, historia y belleza.

A 80 y 65 kilómetros de Medellín se encuentran Alejandría y Concepción, respectivamente. La “Perla del Nare” y “La Concha”, son los únicos municipios del Oriente antioqueño que no cuentan con vías de acceso pavimentadas. Todo su potencial turístico, su historia y su economía se ven afectados por su problema vial.

En Alejandría, por ejemplo, el comercio es uno de los principales afectados. Jairo Morales, vendedor Alejandrino, asegura que la carencia de una vía pavimentada se ve reflejada en el elevado costo de los alimentos. Son muchas las dificultades que debe atravesar cuando va a Medellín para surtir su tienda, cada 15 días. La seguridad es una de ellas pues, según Jairo Morales “atracan mucho por Barbosa”. Así mismo, el tiempo empleado es exagerado. “Cuando voy para Medellín me levanto a las 3 de la mañana, y llego aquí otra vez en la tarde, cuando la carretera está ‘buena’, si no, hay que hacer transbordo y todo (…) con la carretera buena me puedo demorar 4 horas, sino, hasta 6 horas”, afirma.


Parque Principal de Alejandría. Foto @crisangoz

De igual manera, el servicio de salud también se ve afectado. Luis Norberto Carvajal, otro comerciante del municipio vivió en carne propia el flagelo de viajar por las carreteras destapadas que dan acceso a su municipio. “Personalmente me tocó vivir la experiencia de unos cálculos en la vesícula. Los dolores son horribles y el trauma más grande es viajar por esas carreteras, uno se quiere morir, porque en esos huecos uno salta y vuelve y cae. Los cólicos que dan unos cálculos son espantosos y encima con esa carretera bien mala llega uno muerto”, asegura.

Y es que la vía de acceso de un municipio, también es la vía de entrada del desarrollo. Transitar por las trochas que dan paso a los municipios de Alejandría y Concepción, no sólo implica un mayor tiempo de desplazamiento. En palabras del Alcalde alejandrino, Uber Arbey Aguilar “es imposible concebir un municipio educado y un municipio con buena salud si no tenemos por dónde llevar esa educación y esa salud”, precisó.

El potencial turístico de Alejandría está perdido en medio de su propia belleza, pues son escasas las personas que se aventuran a visitarlos, siendo el recorrido hasta “La Perla del Nare”, casi un deporte extremo. Apreciar sus inmensurables paisajes, sumergirse en los balnearios o los termales, maravillarse con sus saltos y cascadas, disfrutar el café alejandrino (uno de los mejores del país, según Nubia Piedad Vallejo, Secretaria de Gobierno), o degustar de la miel que también producen, son actividades casi cotidianas de los habitantes del municipio, pero placeres que foráneos no disfrutan con frecuencia. 


Salto Velo de la Novia. Foto @oscarnoguera11

Por su parte, en medio de las montañas de Concepción, a 19 kilómetros de Alejandría, se encuentra una parte vital y fundamental de la historia nacional. “La Concha” es la cuna del General José María Córdova. La Casa del General funciona actualmente como Casa de la Cultura del municipio. Las calles y casas de Concepción reflejan la verdadera idiosincrasia paisa. El empedrado de sus vías internas, la estructura de sus viviendas y el espíritu de pueblo que aún conserva, es, irónicamente, gracias al pésimo estado de sus vías de acceso. Adecuarlas significaría inmolar en gran medida la vida tranquila y coloquial que aún se lleva en “La Concha”. Sin embargo, son sacrificios que hay que hacer. Concepción ha sido declarado patrimonio histórico y cultural de la nación, no obstante, es un pedazo de historia patria que se está quedando oculto en la belleza del pueblo concepcionino.

Mural en la Casa de la Cultura José María Córdova. Foto página web del municipio.

Hoy, Alejandría y Concepción piden a gritos ser parte de la región del Oriente, no sólo de nombre, sino en su totalidad. Sólo vías de acceso dignas impiden que estos dos paraísos orientales, sean visitados y disfrutados por muchas más personas.

COMMENTS