Decisiones

Por: Carlos Humberto Gómez

E-mail: carlosh.gomezc@gmail.com

Twitter: @chgomezc

Las decisiones administrativas de municipios vecinos en zonas de frontera con Rionegro, un asunto que pasa cada vez mas de castaño a oscuro, este es un claro ejemplo de ello.

El peaje Las Palmas construido en el kilómetro 12 de la vía variante que conduce al Aeropuerto José María Córdova definió su traslado por cuenta de la solicitud del Concesionario y el permiso de la Gobernación para el sitio conocido como “La Posada de Posada”.

La razón que no es un asunto del todo “para evitar la elusión“, más bien una nueva oportunidad para favorecer intereses en valorización de tierras y nuevos proyectos inmobiliarios, antes que lograr mayor recaudo. Así las cosas es una muestra más de lo que pasa en la región donde se planea al Oriente de Antioquia y particularmente al Valle de San Nicolás desde los escritorios del Valle de Aburrá.

Correr el peaje a los límites con Rionegro, le significa a los campesinos y habitantes de este sector occidental de Altiplano un nuevo impuesto para salir con sus productos del campo y hasta para llegar a otras zonas urbanas y rurales del municipio a estudiar, buscar una cita médica, comprar víveres, salir a Medellín, etc. Es un regalo que no vamos a disfrutar mucho y una razón para preguntar que se hizo para evitarlo.

Vale recordar que las comunidades de las veredas Yarumal y La Quiebra jurisdicción de Rionegro viven desde hace 18 años su propio calvario de cuenta de un peaje (Santa Elena), que no le ha reconocido a sus habitantes ningún privilegio para entrar o salir cuando deben pasar por el sitio, en cambio si encareció el valor de los alimentos y el costo del transporte.

Un clamor que no fue atendido y que como precedente es un mal augurio para los que ahora “disfrutarán” de unas nuevas instalaciones del ya mencionado peaje de “Palmas”, que seguirá aportando a la desigualdad e inequidad principalmente de habitantes de la Hidalga ciudad Santiago de Arma de Rionegro.

P.D. No habría que hacer si Envigado quisiera modificar los usos del suelo en su jurisdicción, así lo han hecho otros municipios. Pero que lo haga a la vista de todos y sin respetar las zonas de reserva protectora del río Nare. Sin mucha oposición y con el visto bueno de las autoridades se sustrajo un área de alta producción acuífera en una clara afrenta a los recursos naturales y un alto riesgo de desabastecimiento de acueductos veredales de La Convención, Yarumal, El Tablazo y jurisdicciones de Guarne y El Retiro. A esto vuelvo a preguntarme: ¿cuál fue la reacción?



Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de su autor y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Alternativa Regional punto com.

COMMENTS