Hablemos de movilidad no motorizada

Por: Carlos Humberto Gómez

E-mail: carlosh.gomezc@gmail.com

Twitter: @chgomezc

Rionegro se convirtió de la noche a la mañana en un caos para el desplazamiento por sus vías urbanas, y quien creyera por las rurales.

Y no es que esta administración no haya tomado medidas para darle solución o al menos mitigar el impacto que generó el desarrollo no planeado de la capital del Oriente Antioqueño. Llegamos a esta situación porque la visión de mediano y largo plazo de funcionarios encargados de orientar asuntos tan complejos como la movilidad, construcción de vías, andenes y espacios para el peatón se quedó corta a la hora de dejar sus cargos, y la ciudadanía no reaccionó a tiempo.

Hoy disfrutamos o padecemos esta herencia, pero en sí misma es una oportunidad para elaborar un plan de movilidad serio y responsable. Un plan que recoja el sentir ciudadano, lo participe de su elaboración y no solo lo tenga en cuenta a la hora de su validación.

Este plan debe incluir asuntos como la movilidad no motorizada. Si, ya es tiempo que nos pongamos en la tarea de incentivar el uso de las bicicletas, patinetas, patines, y claro está, el desplazamiento a pié.

Cuando reclamamos ciclovías y empezamos a preguntar por parqueaderos exclusivos para las “ciclas”, aparecen otros interrogantes como las bicicletas públicas y acciones de promoción del uso de estos medios de transporte y su integración a un sistema de movilidad.

Estamos en mora de una política pública que vaya más allá de una mención en los planes de desarrollo locales, que diga claramente que hay, que se va a hacer y cómo se va a mantener un proyecto integral, que evitaría el colapso total de la ciudad, en el que las bicicletas serán actores principales y los carros y motos secundarios.

Es hora de la movilidad no motorizada, es hora que nuestras autoridades, los colectivos ambientalistas (si los hay), las organizaciones ciclistas (si las hay) y los ciudadanos, nos pongamos en la tarea de acompañar iniciativas que materialicen propuestas en torno a esto. La salud y el medio ambiente lo agradecerán.

Es una tarea de todos para aportar y apoyar, pero también para exigir la inclusión del ser humano en la planificación de la ciudad, que terminó siendo secundario frente a las estructuras horizontales de apartamentos y oficinas, vías doble calzada y centros comerciales que ocuparon finalmente el espacio del peatón.

Pd. En febrero de 2015 se realizará en la ciudad de Medellín el Foro Mundial de la Bicicleta, es nuestra oportunidad para tomar experiencias en este sentido, aplicarlas y hacerlas vigentes en la Ciudad que reclama planeación incluyente, concertada y viable.



Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de su autor y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Alternativa Regional punto com.

COMMENTS