Las Águilas Doradas hacen respetar su nido y vuelan rumbo al cuadrangular final

Vibrante resultó el encuentro entre el equipo dorado y el Once Caldas de la ciudad de Manizales. Fotos: Transmisión winsport.com

El reloj marcaba las dos de la tarde en la ciudad de Rionegro y todo era fiesta en el Estadio Alberto Grisales, el escenario colmado en su mayoría por hinchas del onceno visitante, auguraba un gran espectáculo, el objetivo del local era claro, hacer respetar su casa y quedarse con los tres puntos en disputa y así seguir en  busca del objetivo.

Estamos mentalizados en el triunfo, hoy tenemos que marcar la diferencia en nuestra casa y buscar quedarnos con los tres puntos, sin desconocer que al frente tendremos a un gran rival”, fueron las palabras del delantero Edison Palomino minutos antes de ingresar al terreno de juego.

Acciones de juego

Inició el encuentro acompañado de un sol que acechaba con fuerza el Alberto Grisales, el local buscaba por todos los medios poner el marcador a su favor, Mauricio Mina, Zapata y Palomino llegaban con peligro al arco defendido por el portero José Cuadrado del onceno visitante, que en el primer tiempo no supo descifrar la estrategia utilizada por Edgar Ramírez y sus dirigidos, los dos equipos se fueron al vestuario con un marcador cero a cero que ahogaba el grito de celebración en la tribuna.

En el segundo tiempo llegaron las emociones y al minuto 49 después de una falta en el área sobre el jugador Carlos Arboleda del onceno dorado se abrió el marcador, por intermedio del delantero Edison Palomino el cual después de un cobro sobre el costado derecho del portero Cuadrado puso arriba al conjunto local y prendió la fiesta en el estadio, celebración que le duró poco a los hinchas locales, pues siete minutos más tarde se igualó el encuentro con gol del volante Johan Arango del onceno manizalita.

De ahí en adelante el encuentro se tornó en un juego de “toma y dame”, acciones en cada arco ponían los nervios de punta en la tribuna, al minuto 81 el Director Técnico de las Águilas envió al terreno de juego al delantero Johan Fano, a su ingreso hubo aplausos y ovaciones de la tribuna, pues éste es referente de los dos conjuntos que disputaban el encuentro.

El espectáculo en la tribuna no cesaba, los locales hacían fuerza para que su equipo consiguiera un gol más que los dejara con vida en el torneo y fue así como el gol llegó después de un centro del jugador Dayron Pérez, que nuevamente capitalizó muy bien el delantero marcado con la camisa número 9, Edison Palomino, un gol que no solo ratificó el buen momento de las Águilas sino que además lo dejó con más vida que nunca en el torneo y aumento a cuatro fechas el invicto dorado.

“El todo por el todo”

Al torneo le restan tres fechas en las cuales el conjunto de las Águilas Doradas visitará al Deportivo Cúcuta en el estadio General Santander el día domingo 3 de mayo, para después enfrentar a Cortuluá y Pasto respectivamente en el Estadio Alberto Grisales.

El conjunto dorado se ubica en la casilla 10 con 24 puntos a 3 de Millonarios que es octavo con 27, para el estratega Edgar Ramírez se vienen tres finales en las cuales se tendrán que jugar el todo por el todo: “Somos conscientes de la responsabilidad que tenemos, serán tres encuentros en los cuales necesitaremos de la entrega de cada uno, para lograr el objetivo que es clasificarnos a los cuartos de final de este torneo, objetivo en el cual estamos concentrados y 100% mentalizados“.

COMMENTS