¿Qué pasa con el edificio de Bancolombia en Rionegro?

Especial de Alternativa Regional y MiOriente

Desde el 5 de mayo fue cerrado el servicio al público en la Entidad financiera del Parque de Rionegro, reformas y adecuaciones según el banco fueron las razones

Atendiendo a la solitud que le hiciera la Secretaría de Planeación de Rionegro en diciembre de 2013, para revisar el modelo estructural de la construcción, Bancolombia decidió revisar los cálculos del Ingeniero Jorge Aristizábal Ochoa, cuestionado además por su presunta responsabilidad en el caso del desplome en el Edificio Space de El Poblado, que le costó la vida a 12 personas y además por orden de la Alcaldía de Medellín la demolición del resto del conjunto residencial.

Aunque ahora Bancolombia dice que fue por su propia iniciativa, en la carta de respuesta a la Alcaldía de Rionegro (29 de abril) no refleja tal razón, por lo que se deduce que la entidad financiera  se vio presionada por la solicitud del municipio.

En mayo de 2014 el Periódico El Oriente, puso en evidencia lo que Bancolombia negaba tajantemente a la opinión pública. Posiblemente una inadecuada actuación de la firma contratada para la construcción, que ponía en duda la seguridad y estabilidad en el nuevo edificio del Banco en el centro de Rionegro. 

el diagnóstico concluye que, si bien hoy en día la edificación no presenta ninguna falla (mayo de 2014), Bancolombia tomará las medidas necesarias para prevenir futuros daños en caso de un eventual sismo, lo cual hace parte de un plan de mejoramiento de la organización” dijo en su momento el gerente de Gestión Inmobiliaria del Banco, Sergio Castrillón al medio impreso.

Reconoció además el funcionario a la prensa local, que la sede bancaria no contaba con salida de emergencia: “No todas las construcciones tienen que tener salida de emergencia y la organización se acoge a las propuestas de los diseñadores de acuerdo a la norma”, es decir, le dejó a los constructores la responsabilidad por tan grave omisión.

Bancolombia en un escueto comunicado sólo evidenció la “modificación de los sistemas de ventilación e iluminación, dotación de las oficinas con una salida de emergencia, entre otras”, en este desestimó el reforzamiento estructural como principal motivo para el desalojo de las instalaciones.

La estructura si era la razón

Según relató un especialista en estructuras al Periódico El Colombiano en agosto de este año: “los refuerzos de la obra eran inexistentes, la estructura estaba mal planteada y no cumplía con las normas de sismorresistencia de la NSR2010. Las deficiencias eran tales, que cualquier evento sísmico podría hacer colapsar la estructura de la nueva sede del banco”.

Aun así y según dijo a este mismo medio de la ciudad de Medellín, Jorge Alberto Urrea Secretario de Planeación de Rionegro, reconoció que el 20 de agosto seguían funcionando en el primer piso del mismo edificio cuatro cajeros automáticos y no se habían tomado medidas de prevención. Lo que no dijo en su momento es que como lo explica Bancolombia en una comunicación oficial, la Secretaría de Planeación había dado plazo de operación hasta el 4 de septiembre.

Consultado estos medios, el funcionario de la Alcaldía de Rionegro volvió a referirse a cerca de la intervención al edificio, esta vez fue más allá: “Encontramos una estructura demasiado raquítica“, lo que confirmaría la gravedad del caso y la falta de diligencia de la autoridad municipal. 

Evidencias de la intevención

    

    

    

El refuerzo incluye cimentación, vigas y columnas respondiendo a normas de sismorresistencia. Fotos: @ElOrienteHOY

Según conoció Alternativa Regional y MiOriente un nuevo comunicado de Bancolombia deja claro que la intervención va más allá de lo cosmético. En esta habla específicamente “del reforzamiento estructural” y entre otras, que el 4 de mayo no solo ya tenía claridad de la innegable realidad de la sede bancaria, sino que aun así mantuvo los cajeros automáticos en servicio hasta septiembre.

Queda claro que tanto la secretaria de Planeación de Rionegro, actuó en su momento pero se quedó corta a la hora de exigir que el traslado no fuera parcial como en efecto lo hizo la Entidad financiera, con los consabidos riesgos para los usuarios.

Una lección más para aprender, de este tipo de construcciones -no sólo en Rionegro- la falta de rigor técnico y estructural, para aplicar en función de la seguridad tanto de los empleados, transeúntes y personas que requieran de los servicios como en esta caso de una entidad crediticia.

Otros casos

Se conoce que en Rionegro existen otras construcciones que fueron parte del ejercicio profesional del calculista Arsitizábal y la constructora encargada de la obra. Tal como lo relata el diario ADN “Las falsas bondades de la ‘optimización’ de estructuras que se le endilgan a Aristizábal como parte de su oferta de trabajo en construcciones llegaron a Rionegro”.

Uno de ellos 411 casas en la urbanización Santa Teresa del Barrio El Porvenir de Rionegro, fueron construidas en 2002 por la firma CDO.

Este es motivo más que suficiente para que las autoridades digan con total claridad, si están garantizadas las condiciones de habitabilidad y uso en términos de sismoresistencia o fallos estructurales como sucedió en este caso.

COMMENTS