Rionegro ¿Colonia de quién?

Por: Carlos Humberto Gómez
chgomezc@une.net.co
Twitter: @chgomezc

Que las consecuencias del desarrollo nos sometan a nuevas condiciones culturales, ambientales y sociales es diferente a que tengamos que hincarnos ante las pretensiones de quienes se creen dueños del territorio.

Parecemos en tierra ajena, desde hace un buen tiempo se nos quiso vender erróneamente la idea que éramos el segundo piso de Medellín y a esto se suma lo que culturalmente se ha mantenido en medios de comunicación y en escenarios políticos interesados, en que fincas de recreo y sedes de negocios queden a unos pocos minutos de la capital.

La Quiebra, vereda al occidente de Rionegro, hasta hace algún tiempo era prácticamente desconocida. Esta zona rural tiene características especiales. Cuenta con peaje propio, no tiene agua potable ni transporte rural. Nadie ha conseguido que se le reconozcan mínimos derechos a sus habitantes, una deuda que ojalá se salde.

Allí queda todavía un concesionario de la vía a Santa Elena que se ha beneficiado del recaudo, pero que en obras no se ve la gestión. Muy cerca, el Túnel de Oriente será otra muestra ello. Se convertirá en un privilegio para llegar temprano a la finca y al aeropuerto, mientras los habitantes de La Quiebra, Rionegro y municipios vecinos pagamos la valorización por quienes en la capital de Antioquia se lucrarán.

Rionegro ¿Colonia de quién?

Con embelecos como que las Empresas públicas de Oriente iban a solucionar la problemática de saneamiento básico en el sector suroccidental, con esto nos justificaron que E.S.P. del Municipio incluidos los Acueductos veredales debían invertir en ella. Hoy se nos da la razón a quienes manifestamos lo contrario. La clara desvalorización de las acciones en 1 año y el incumplimiento de EEPPMM de invertir 96 mil millones a 2011 y que hoy no justifican el atraso en obras.

Para completar, a empresas foráneas y multinacionales, y a las distinguidas, de la ciudad capital del sector de producción y servicios públicos, les abrimos las puertas sin pedir mucho. Sin exigir, ofreciéndoles grandes beneficios tributarios y exenciones en impuestos. Siempre con la promesa de vincular mano de obra local. Al final, miles de trabajadores que llegaban en buses de otros municipios y empleos con contratos a término fijo de uno, dos o tres  meses, cooperativizados, y un alto porcentaje de ellos rayando con el incumplimiento de la legislación laboral.

El llamado auge de la construcción hizo que la tenencia de la tierra se convirtiera en exclusividad de pocos. Los nativos de nuestras veredas fueron los primeros en salir. Parceladores e inversionistas se fueron haciendo a las mejores tierras, el ordenamiento territorial hizo lo suyo (áreas para construcción que privilegian al terrateniente e impuestos que asfixian la capacidad de pago de los estratos bajos) y hoy quedan sólo condiciones favorables para quienes construyen centros comerciales, bodegas, hospitales, hoteles y toda clase de edificaciones, no sólo desplazaron los campesinos, sino que ahora pretenden que ni siquiera circulen por el frente de sus casas o transiten por sus vías.

Consecuencias como la inseguridad, el microtráfico son herencias del llamado desarrollo, pero más que eso de nuestra incapacidad para interpretar hasta donde podemos tomar las decisiones o planear sin pedir permiso. Queda el problema y el costo para los habitantes de la región.

Toda la razón le asiste al primer mandatario de los rionegreros que levanta la voz para exigir respeto por el territorio, que no se nos siga planeando el desarrollo desde los escritorios de los ejecutivos, que ven sólo en los beneficios de pocos, facilitando la ruina de muchos y el desconocimiento absoluto de la autonomía local.

Pd. 1. Que algo nos quede claro. El Aeropuerto José Maria Córdova no está en Medellín, es de Rionegro y es aquí donde debe pagar sus impuestos y también contar con la clase dirigente local y sus comunidades para tomar decisiones. 2. La Feria Aeronáutica nació a aquí y debe permanecer en el Oriente de Antioquia es un activo que ahora pretende ser arrebatado. 3. Lo que nos faltaba una caja de compensación familiar que de la noche a la mañana administra bienes en extinción de dominio para su usufructo, de cuenta de los contribuyentes rionegreros.

COMMENTS