Vientos huracanados azotan el Oriente

Tejas, colchonetas, alimentos no perecederos, amarras, adobes y otro tipo de suministros serán entregados desde la Gobernación a los municipios con familias afectadas.

El Dapard, con apoyo de la Fuerza Aérea, realizó un sobrevuelo por la zona para verificar si también se causaron daños en la zona rural de San Rafael. En la foto, algunas de las casas afectadas.

Fuertes vientos golpearon el Oriente antioqueño durante el amanecer del viernes.  Hasta ayer en la tarde en San Rafael, se registraban 600 viviendas afectadas por destecho, pues los fuertes vientos levantaron los tejados en nueve zonas del municipio, y en el corregimiento San Miguel, de Sonsón, treinta viviendas resultaron averiadas.

Asimismo se contabilizaban ocho heridos, que están fuera de peligro y fueron atendidos en el hospital local de San Rafael. Entre ellos se encuentra una niña de nueve años que resultó lesionada por el impacto de una de las piezas que se reventó en los techos.

César Hernández, director del Departamento Administrativo de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres, aseguró que ante la emergencia climática que está viviendo Antioquia, la capacidad del Dapard se desbordó, por eso en coordinación con el Municipio de San Rafael se decretó la urgencia manifiesta para poder atender, por lo menos, seis municipios de manera prioritaria.

La corriente que causó el vendaval, es un viento frío que viene desde el Pacífico panameño y que se choca con otro que se desplaza hacia Venezuela. Según Hernández, hay que estar muy atentos este fin de semana con fuertes vientos en el Oriente del departamento, en el sector de los embalses por alta condensación especialmente en: San Rafael, San Luis, Cocorná, La Ceja y El Retiro; en el Norte y Suroeste, especialmente en Amagá, Fredonia, Ciudad Bolívar, Jardín y Andes.

“Las condiciones son microclimas que generan grandes aguaceros y hacen muchísimos daños porque la cantidad de lluvias precipitadas en tan poquito tiempo, nos traen grandes afectaciones, pues contienen altas cantidades de granizo”, precisó Hernández.

En total, son 120 las personas afectadas en el municipio de Sonsón. En San Rafael hasta ayer iban 2.000, pero pueden aumentar, pues falta por contabilizar los damnificados de algunas veredas que se encuentran a dos horas de la cabecera urbana. En algunos sitios las labores de atención y reconstrucción fueron adelantadas por los mismos pobladores.

Vía http://www.elmundo.com


COMMENTS