Columnista Invitado (CRÓNICA DE UNA VENTA ANUNCIADA)

Columnista Invitado (CRÓNICA DE UNA VENTA ANUNCIADA)

CRÓNICA DE UNA VENTA ANUNCIADA

Era de esperarse lo que sucedió en la rueda de prensa del 9 de julio. La venta inminente de EP Río ante un único proponente. E.P.M. Las reacciones no se han hecho esperar, de parte de la administración municipal hay satisfacción frente a la llegada de una empresa que brindará mejor calidad de agua, idea que fue planteada durante la campaña electoral sin expresar la intención de enajenación de EP Río. No obstante, frente a la posición de 15 concejales que votaron positivo el acuerdo, difiero profundamente de dicha iniciativa por múltiples circunstancias que les contaré a través de ciertas inquietudes.

En la exposición de motivos del acuerdo, se evidencian inversiones que ascienden a 512 mil millones de pesos, pero en la rueda de prensa se consideró una inversión de 374 mil millones de pesos. En el debate fui muy insistente de atar al acuerdo el cumplimiento de las cifras de la exposición de motivos, pero lamentablemente no fui escuchado.

El artículo primero, autoriza al ejecutivo para vender EP Río conforme a unos estudios técnicos especializados realizados por una entidad de reconocida capacidad en al campo financiero. En ningún momento se nos presentó informe alguno sobre la valoración de la empresa, peor aún, no conozco informe sobre las negociaciones entre ambas empresas, ni la gerencia de la empresa se ha dignado a presentar resultados de la enajenación.

El artículo 3, manifiesta que los recursos producto de la venta serán incorporados al presupuesto del Municipio. Pues les cuento que este artículo sólo fue escrito como decorado del acuerdo, porque EPM no reconocerá valor alguno y aduce que le está haciendo un favor a Rionegro con este negocio.

En el artículo 4, para colmo de males, la empresa entregará los bienes de propiedad del municipio inherentes a la prestación del servicio de acueducto y alcantarillado. Nunca se nos presentó un avaluó de los predios y bienes que le vamos a entregar a nuestros solidarios amigos de E.P.M. Es más, nunca se recapitalizó la empresa con la infraestructura de los proyectos inmobiliarios entregados a la entidad territorial en los últimos 10 años, ni con las inversiones realizadas en los acueductos veredales, que son propiedad del Municipio, pero están en comodato con las comunidades.

El artículo 6, tiene como garantía la continuidad de los empleados de E.P Río. Estoy casi seguro que este compromiso será difícil de cumplir por parte de E.P.M., si los 170 empleados no se ajustan a los requerimientos que esta empresa demanda. ¡Amanecerá y veremos!

Finalmente, ¿será que a nuestro hermano de la caridad E.P.M. no le servirán 42 mil potenciales usuarios en los próximos 10 años? la mayoría de ellos ubicados en el corregimiento sur y el corredor de negocios del aeropuerto José María Córdova que pagarán cifras onerosas por conexión de agua, y tarifa plena.

¡Definitivamente perdimos el mejor de los negocios quién sabe por qué!

COMMENTS