¿Y de las propuestas qué?

Por: Carlos Humberto Gómez

E-mail: carlosh.gomezc@gmail.com

Twitter: @chgomezc

El agite político tiene a 6 meses de la inscripción oficial de aspirantes a cargos de elección popular, un numero bastante representativo de candidatos a las Alcaldías, Concejos municipales, Juntas Administradoras Locales, Asamblea Departamental y Gobernación.

En esta época previa a la inscripción en la Registraduría algunos tienen aval y otros andan buscándolo, algunos con equipos de trabajo muy organizados y otros dando tumbos en los directorios políticos locales, esperando ser tenidos en cuenta para la conformación de listas.

Algunos pocos presupuestando la recolección de firmas para avalarse por grupos significativos de ciudadanos y lo que esto significaría en su carrera independiente de ideologías o tradición política, o porque simplemente ya no encuentran cabida en los partidos tradicionales.

Sea cual fuera el caso, el elector no puede pasar desapercibido un asunto de trascendental y mínima lógica: Las propuestas. Además de contener claramente el plan de trabajo que cualquier candidato necesita para cautivar electores, los ciudadanos esperan más que discursos a la hora de la campaña.

Y es que en estrategias políticas y mercadeo se nota en muchos un esfuerzo importante, pero a la hora de demostrar el conocimiento y claridad del territorio donde aspiran a ser elegidos muchos se quedan cortos.

Allí radica la importancia de las buenas decisiones, en reconocer quienes de los cientos de candidatos saben para donde van, cuáles serán sus responsabilidades y que iniciativas o propuestas buscarán hacer realidad una vez logren su objetivo.

Para esto necesitamos más candidatos que conozcan la realidad de sus municipios y ciudades,  con claridad de las normas que han sido expedidas, con lucidez a la hora de los debates, con hojas de vida intachables que sientan en el servicio público una vocación y no un tema de indiferencia frente a sus electores.

Necesitamos candidatos menos proclives a los intereses individuales y más interesados en el bienestar común y el desarrollo de los territorios en donde tendrán poder durante los próximos 4 años.

Esperamos de esta una campaña con más propuestas que promesas, y candidatos más coherentes y conscientes de su compromiso en este nuevo proceso electoral. 



Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de su autor y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Alternativa Regional punto com.

COMMENTS