¿Por qué no se celebró el sábado 4 de agosto, el día del periodista y el día del comunicador?


Por Azael Carvajal
azcarma@yahoo.com

En Colombia, por la Ley 1016 de 2006, se estableció el 4 de agosto de cada año, como el "Día Clásico del Periodista y del Comunicador", como homenaje al "Precursor de la Independencia, Antonio Nariño", quien tradujo y publicó el documento de la revolución francesa de 1789: Los derechos del hombre y del ciudadano. Este valioso documento, vale la pena, reelerlo y reinterpretarlo, y aplicarlo a las actuales circunstancias de Colombia, de los países vecinos y del mundo entero. Seguramente, nos llevaríamos muchas sorpresas.

Pero siguiendo con la Ley 1016 de 2006, insistimos en que es una norma que carece de eficacia jurídica, que no deja de ser un simple "un saludo a la bandera" y que sus escasos efectos placebos, hacen parte de su historia. En lugar de regular, se excedió en su cobertura porque en ella cabía todo el mundo, pero sin las precisiones necesarias. Por eso, carecemos de la norma que nos hace falta, y habrá que luchar por ella.

La anterior introducción nos sirve de base para afirmar que aún tenemos mandados de la Carta de 1991, que requieren de leyes que desarrollen su contenido. En esta oportunidad, nos referimos al artículo 20, el cual consagra hace el tránsito entre la clásica concepción de libertad de prensa o libertad de imprenta al derecho a la información. Dejamos, pues, atrás, el Estado Liberal de Derecho, que era un sistema de libertades individualistas y egoístas, porque sólo las podían gozar quienes tuvieran capacidad económico o intelectual, entre ellas, la libertad de prensa o la libertad de expresión. Se vivía en una sociedad de pocos ricos y de pocos alfabetas. En otras palabras, dejamos el individualismo y pasamos al universalismo, por cuanto en la actualidad -y en ese camino se avanza- ya no hablamos de exclusión sino de inclusión y de participación, con el gran referente del goce de todos de los derechos fundamentales.

Por consiguiente, necesitamos una buena ley estatutaria que regule en forma adecuada y precisa, el sentido, el alcance y los efectos prácticos de la nueva concepción sobre el derecho a la información. De esa manera, vendrán leyes ordinarias, que serán instrumentales y que harán relación a los medios prácticos para hacer eficaz dicho derecho.

Porque, si en Colombia, como lo prevé la ley 1341 de 2009, que transforma el anterior Ministerio de Comunicaciones en el actual Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, estamos haciendo el tránsito hacia la sociedad de la información, llamada también como la sociedad de la comunicación, o sociedad del conocimiento, o sociedad de la deliberación permanente, o sociedad del diálogo, necesitamos que tales procesos, cuenten también con normas y programas que los impulsen, como es el caso de la alfabetización digital, por medio de "Colombia Digital" y de otras estrategias.

Con mayor razón, aquella ley estatutaria que regule el derecho a la información, hará claridad sobre el papel de cada persona en la sociedad de la palabra, y específicamente, originará la ley para sentar las bases sobre el ejercicio del periodismo, como profesión, y lo diferenciará de los otros mensajes  de la sociedad, como el de opinión o juicios de valor, del ideológico o de ideas, del muscial, del gráfico. En fin, quedará clara de la necesidad de cualificar a la persona que quiera ejercerlo, sin que dicha norma impida que quien desee hablar o escribir no lo pueda hacer, porque todos tenemos el derecho al uso de la palabra.

Y uno de los asuntos a los cuales deberá referirse es a los medios de comunicación, cuya creación es otro derecho fundamental, tan indispensable para el ejercicio, en general, del derecho a la información. En concreto, la nueva ley estatutaria demanda de un grupo de personas que aporten sus ideas para tener, también, una buena ley, y a partir de ella, la ley del periodismo, para poder celebrar el "Día Clásico", cuando, efectivamente, contemos con la norma que nos dé la dignidad que estamos reclamando hace ya bastante tiempo.

COMMENTS