Que la celebración no le deje un gran guayabo a la comunidad de Marinilla


Por @crisangoz

Marinilla celebró con una gran manifestación, (no se sabe promovida por quién) entre la algarabía y el júbilo la negación de la licencia ambiental por parte de la Corporación autónoma Regional CORNARE a la empresa NOPCO, la cual según la resolución N° 112 3689 de septiembre 10 de 2012: Niega la licencia ambiental solicitada por la empresa NOPCO COLOMBIANA S.A (ver resolución).

Hasta allí todo va muy bien. Se da respuesta a la movilización ciudadana (se calmaron los ánimos y el ímpetu de una comunidad agobiada por la inminencia del apocalipsis encarnado en una empresa con más de 50 años de trayectoria) la misma que marchó hasta la sede de la CAR oriental  en el municipio de El Santuario para protestar contra el asentamiento industrial, en la audiencia pública realizada el 8 de agosto, donde asistieron más de 2000 personas, entre ellos muchos jóvenes y menores de edad ,y que en dos casos cuando los abordé no sabían bien el porqué de su protesta.

Hay que decirlo, que para la fecha de la audiencia pública, el asentamiento de la industria química no era nuevo y su moderna sede estaba totalmente habilitada para iniciar operaciones.
Lo que no ha visto, no sabe o no ha querido ver la comunidad de Marinilla es que el problema apenas empieza y lo que se les viene encima no es nada bueno para el municipio ni para la subregión del oriente cercano.

Para el municipio: ahora vendrá una demanda multimillonaria contra el ente territorial de Marinilla, la cual de perderla, comprometería el presupuesto del municipio por muchos años.

Para la actual administración es un round ganado, pues desvía la atención sobre la posible e inminente destitución del alcalde de turno (según dicen en algunos corrillos “es un hecho”), pero, ¿serán capaces los asesores jurídicos de luchar en dos frentes?. En uno contra los organismos de control para mantener al alcalde en su puesto (en este caso pertenecer al equipo  político de Germán Hoyos es una tabla salvadora) y en otro frente pelear contra un pull de abogados grande y con recursos para sostener una gran batalla jurídica, batalla que según dijeron sus asesores en rueda de prensa realizada en el municipio de Rionegro será extensiva a las personas que han difamado sin argumentos a la empresa NOPCO. Una tutela, dejó en claro y advirtió a los implicados en la llamada difamación que se debían retractar en cuanto a lo dicho sobre dos de los procesos industriales que han sido caballitos de batalla en esta discusión y que no se realizarán en la nueva planta de Marinilla (procesamiento de Naftaleno y fabricación de estearatos de sodio) (Ver fallo)

Para la subregión del oriente antioqueño queda un mal precedente para futuros asentamientos industriales que quieran llegar a la zona, pues de ahora en adelante deberán pensarlo muy bien antes de invertir y también deberán contemplar un plan b por si les toca un cambio de administración que no respete lo pactado.

En conclusión en este primer fallo, CORNARE quedó bien con la  comunidad y con la administración de Marinilla; la actual administración de Marinilla obtiene una oxigenación que le puede servir por un tiempo, pero aún quedan algunas preguntas sin respuesta:
¿La licencia de construcción requería de la expedición previa o simultánea de la licencia ambiental?
¿Qué tanto afecta a la región el caso Nopco a la hora de una empresa asentarse en el oriente?
De llegarse a perder la supuesta demanda de NOPCO al municipio de Marinilla, ¿por cuántos años se comprometería el presupuesto para inversión?
¿Quiénes son los verdaderos culpables de este lio jurídico? ¿Responderán con su patrimonio o de dónde saldrán los recursos para las respectivas indemnizaciones?
¿Rodaran cabezas en NOPCO?
¿Afectará la operación y estabilidad financiera de la empresa NOPCO el fallo de CORNARE?

Me atrevo a decir que más pronto de lo que se imaginan NOPCO empezará operaciones en su planta, y que todo este escándalo revivirá para las elecciones parlamentarias de 2014.

Advierto no estoy ni a favor, ni en contra de NOPCO, pero los verdaderos culpables de este lío deben salir a luz pública.

Adenda:
La concejala Maribel Giraldo lanzó desde su cuenta de twitter esta pregunta: ¿cuál es la papa caliente ahora? Yo se la devuelvo de la misma forma:  ¿cuál es la papa caliente ahora?

Ver notas al oído sobre caso NOPCO

COMMENTS