Alejandría “Remanso de Paz”

Por: Germán Mejía Vallejo

Templo de San Pedro Alejandrino en el parque principal de Alejandría, zona Embalses del Oriente Antioqueño

¡La Feria Antioquia, fue el espacio para hablar con propiedad de las innumerables razones por las que todos debemos conocer este paraíso escondido.

Esta Feria fue diseñada en el marco de la conmemoración de los 200 años de independencia del departamento; con el fin de mostrar un pedacito de todo lo que hay en este hermoso departamento!

"Yo he viajado por toda Antioquia, y les digo a ustedes, Alejandría es el mejor lugar que he conocido, valoren esa fortuna de vivir en un paraíso, simplemente no hay palabras para describirlo".

Eugenia Buenaventura, habitante de Medellín y visitante de la Feria.

En unos cuantos metros cuadrados, personas de más de 15 países del mundo, y representantes de las regiones de toda Colombia, se detenían para oírnos hablar de Alejandría, de allí salían sabiendo quiénes somos y qué potencial tenemos, y seguros que a nuestro pueblo lo tenían que conocer.

Cuando nos hablaban de la feria Antioquia, nos imaginábamos un mundo de cosas, hacíamos conjeturas de lo que podría ser, sin embargo, al venir a representar a Alejandría, en este gran evento, todo se desdibujó, ¡nadie se imagina la maravilla de plataforma para contar qué pasa en este lugar de Oriente, que bien honor le hace a su apelativo de "Remanso de Paz".

Cinco días de un trabajo agotador y muy extenso, pero que con cada visitante que con alegría se extasiaba sabiendo lo que pasaba en Alejandría, y lo que teníamos para proporcionar un viaje al paraíso, se iba, poco a poco, transformado como por inercia, en un bálsamo relajante, pues era una muestra irrefutable  que los nacidos en esta tierra donde la "luz descansa sobre mazorcas", éramos privilegiados, teniendo paisajes envidiables, productos apetecidos, lugares poco comunes, y ante todo, una calidez que ni siquiera ellos, los transeúntes de la Feria, lo podían "digerir".

Un 97 por ciento de participación de los 125 municipios del departamento, casi dos millones de visitantes, más de 800 personas detrás de la logística, al rededor de 140 presentaciones entre actos culturales, bandas musicales, grupos teatrales, y animadores, muestras gastronómicas y venta de productos típicos de algunos municipios, embellecieron esta Feria de color, arte, sabor, riqueza cultural, historia e idiosincracia.

Salto Velo de Novia en Vereda Remolinos, rio Nare

Por más de 60 horas con un stand abierto, durante toda la Feria, dispuesto a las personas, con la alegría y el entusiasmo que nos caracteriza, mostrando un poco, solo un poco, de las cosas que para nosotros son ya normales, desafortunadamente, pero que para los ávidos de emociones y de paisajes imponentes, mezclado con la tranquilidad que Alejandría puede dar, quedaban atónitos, unos desconociendo incluso que existiera un municipio con este nombre y una ubicación geográfica, otros viendo los avances que el tiempo y las administraciones han gestado en él, y ya, algunos que lo conocían, haciendo comentarios tan enamoradores, que los que estaban cerca oían con beneplácito y  multiplicaban palabras halagadoras para este pueblo, que Alejandro Osorio y Procesa Delgado, hace ya más de cien años, fundaron y que hoy por hoy, pese a ser pequeño, es incomparable, con cualquier pueblo grande, rico en recursos monetarios y que goce de renombre, pues nuestro terruño es arrasador, con su Salto Velo de Novia, sus sabaletas apetecidas y únicas en el mundo, nuestro Río Nare, majestuoso y limpio, unos termales que rayan con lo onírico, un balneario gratuito y hermoso, y una economía que aún siendo artesanal, en muchas cosas,  está y estará por siempre, en el gusto de las personas, que buscan lo orgánico y casero por encima de lo hecho a escala.

Esta Feria fue la mejor vitrina para que conocieran lo bonito de nuestro municipio, para que se antojaran de pasar un fin de semana en estas tierras tan ricas en todos los sentidos, para que supieran cómo acá la basura, la volvemos arte con Recicrearte, un programa tipo exportación y que ayuda a conservar el ambiente mientras embellecemos con residuos, todo aquello que  con arte se toca, además, para que se enteraran, que la Administración Municipal, lucha por dar calidad de vida a sus gentes, y ante todo, para que, uno a uno, de los que pasaban por nuestro sitio, sonrieran con la seguridad de que quieren conocer este destino, deseosos de sentir en carne propia, la alegría y el fortunio de poder pasear tranquilos, ausentes de miedos por robo o cosas desagradables, disfrutar sin necesidad de dinero excesivo, con el clima perfecto, con calles limpias, gente amable, un buen café, una variedad de lugares y productos, y sin dudarlo, una calidad de vida que muchos sueñan disfrutar.

Balneario Nudillales

La Feria Antioquia sirvió también, para que ustedes y nosotros, realmente valoremos esta magia en la que vivimos, valoremos nuestro espacio, hablemos bien de él, seamos multiplicadores de buenas nuevas, y que todos se enamoren de La Perla del Nare, y que seamos vitrina humana, para no en vano, ser apetecidos por todos los que un día oyen de nuestro pueblo o más aún,  visitan el  territorio.

¡Alejandría, tu nombre suena lindo, y tu esencia y tradición, hoy más que nunca está traspasando fronteras!

Después de hoy más gente sabe quiénes somos y qué tenemos, y menos personas, se quedarán sin visitarnos, pues al paraíso, el nuestro, todos quieren llegar.

Textos: Alcaldía Alejandría

 

(Visited 5 times, 1 visits today)

COMMENTS